Main Page

El Libro de las Edades

El setting de las campañas de D&D 4ta que dirijo, o dirigiré en el futuro. Dentro del mundo el termino se aplica al Libro de las Edades, una compilación de textos de historia y tradiciones mantenida por los monjes de Ioun en uno de sus templos secretos en algún lugar del Este, del cuál las Crónicas del Norte son una pequeña parte.

El mundo en que se desarrolla el setting es conocido sencillamente como El Mundo, aunque a veces es llamado también La Casa o El Orbe. El continente en el que se desarrollan las historias (lo que vendría a ser el Mundo Conocido, desde el punto de vista de los jugadores) se llama Aldaria, y se encuentra en lo que sería el Hemisferio Oriental de el Mundo y tiene una masa terrestre más o menos equivalente a Eurasia, aunque la distribución es más uniforme, como quien dijera Oceanía/Australia. Existen otros continentes, pero dado el estado de los medios de transporte (Navegación a vela por mares bastante inhospitos) en Adaria, pocos saben de ellos y son tierras de leyenda y misterio (Existen Círculos de Teleportación, cierto, pero no en una cantidad que haga rentable su uso en gran escala. Solo unos pocos sabios se aventuran más allá de sus residencias inmediatas)

Ciertamente la propia Adaria califica como lugar de leyenda y misterio, pues aquellas regiones civilizadas que existen están separadas por muchas leguas de viaje entre comarcas desiertas, peligrosos bosques y montañas difíciles, sino imposibles de pasar y plagadas de monstruos y otros peligros terribles. Los viajes son lentos y las noticias llegan con dificultad, tarde y muy cambiadas. Por lo tanto la gente suele dedicarse a sus asuntos si la dejan en paz para hacerlo y las personas se agrupan en torno a los pocos centros de civilización que existen, que están preparados a defenderse contra todo y todos.

Salvo por unos pocos, claro está. En toda época y lugar han existido personas que han desafiado la norma: Soldados que buscan acabar con amenazas a su gente, eruditos en busca de saber y rufianes avidos de riqueza. Aventureros, en una palabra.

Muchos solo obtienen una muerte innoble y violenta, otros logran fama y fortuna en su época para ser luego olvidados por las futuras generaciones, siendo solo recordados en volúmenes llenos de polvo. Unos pocos sin embargo, definirán su época y las eras por venir…

Main Page

El libro de las Edades Matias